La “libertad” que un traductor posee.

¡Hola chicos! Hoy quiero mostraros la otra cara de la moneda de este oficio, la cara en la que casi nadie confía pero es más habitual de lo que pensamos.

Nuestra ocupación se basa básicamente en traducir e INTERPRETAR lo que otra persona quiere transmitir a otra, a un grupo, o a un público más generalizado a través de idiomas distintos mediante los que resulta imposible entenderse. Por eso mismo, un traductor e intérprete es tan sumamente importante en estos casos, pero ¡ojo!, somos personas, no máquinas, aunque esto no quiere decir, que todo sean errores.

Con este primer vídeo, se refleja que con una simple mala traducción de un texto, de un libro o del guión de una película, se puede destrozar el argumento completo.

Incluso, si nos vamos a temas importantes e incluso a niveles mundiales, podemos ver claramente que un simple error de idiomas, de traducción y sobre todo, de comunicación, puede levantar una gran polémica que nadie sabe como acaba. En este caso, os muestro la problemática traducción entre los presidentes de Estados Unidos y España, lo que llevó a un mal entendimiento al resto del mundo.

Repito, errores, son casos en los que por cualquier razón, como personas, los traductores fallamos y cometemos errores que se nos pagan caros, pero, todo el que tiene boca, ¡se equivoca!

Otro ejemplo que me encanta, es el de esta traductora que al parecer no entendió bien lo que el jugador de fútbol quería decir en su rueda de prensa junto con los entrenadores, hasta el punto de “ponerles un poquito de los nervios”.

Ahora bien, NO TODO SON ERRORES, que no os engañen!

El claro ejemplo de que los traductores e intérpretes poseen una gran libertad a la hora de hacer su trabajo que pocos oficios ofrecen, os lo muestro en el siguiente vídeo. Y como en todos sitios, siempre habrá personas capaces de aprovecharse de esa “libertad” que al parecer tienen.

Un evento visto en todo el mundo, reconocido y emitido en todas las cadenas de televisión, fue el funeral de Nelson Mandela, por lo que era evidente la necesidad de un traductor que trasmitiera las palabras de los familiares, políticos y personas allegadas al resto de espectadores. Pero al parecer este “traductor”, decidió no hacer su trabajo en uno de los días más importantes que se vivió en directo.

Si queréis ver todo lo que pasó con más detalle, aquí os dejo el vídeo significativo.

Pero bueno, también debo decir, que todos los traductores ni los que esta carrera o grado nos vuelve locos, somos así ni muchísimo menos capaces de hacer semejante barbaridad. Y para esto, también os dejo un vídeo digno de ver en el que uno de los personajes más importantes actualmente en el mundo del fútbol, regaló su camiseta al traductor que lo ayudó en su rueda de prensa como agradecimiento de su buen trabajo.

Bueno, y con esto espero haberos mostrado la cara buena y la cara mala que un traductor puede tener, y que como en cualquier tipo de profesión, habrá todo tipo de personas.

Un saludo chicos, y si os ha gustado, podéis dejar un comentario y sobre todo, SUBSCRIBIRSE A NUESTRO BLOG! 🙂

Anuncios