Freeware para traducción

El mundo de la traducción, como sabemos, es algo complicado. Las traducciones no siempre son eficaces y es difícil traducir con los matices exactos. Hoy os dejamos dos herramientas gratuitas para traductores que les pueden beneficiar para ganar tiempo y hacer más eficiente su trabajo.

La primera se llama OmegaT. Es la herramienta libre más conocida. Es muy potente y es compatible con otras herramientas de traducción. Permite detectar las coincidencias parciales y propagarlas. Es posible procesar varios archivos dentro del mismo proyecto y utilizar múltiples memorias de traducción. Es compatible con archivos html, xml, Microsoft Office 2007, Open Office, StarOffice, XLIFF, MediaWiki (para traducir la Wikipedia), y soporta codificación UTF-8 (para caracteres no latinos). Es un freeware muy intuitivo de utilizar aunque tal vez para personas que no estén familiarizadas con este tipo de programas se les haga algo complicado. Pero no es nada que no pueda solucionar el manual de usuario.avatar-1

Nuestra segunda herramienta se llama ApSIC Xbench. Es una herramienta muy conocida y usada para comprobar eficacia de traducciones ya realizadas. Permite comparar la consistencia de la terminología entre archivos bilingües. Permite comprobar de manera clara y estructurada que al traducir se han respetado las memorias de traducción y glosarios del cliente. El programa muestra un informe en el que indica las inconsistencias terminológicas, las diferencias en el uso de las mayúsculas, la exactitud de los números en referencia con los documentos originales, etc. Admite gran número de formatos de entrada como archivos de texto con tabulaciones, Glosarios de Microsoft en extensión CSV, Memorias exportadas en TMX, Glosarios exportados de Trados Multiterm, Archivos de Trados TagEditor, Archivos bilingües en Word traducidos con Trados Workbench, Carpetas instaladas de IBM TranslationManager, Diccionarios exportados de IBM TranslationManager, Archivos .itd de SDLX, Proyectos de STAR Transit, Glosarios de Wordfast, Memorias de Wordfast.

apsic1

Aunque solo hacemos mención a dos de ellas existen muchas más con grandes utilidades. Esperamos que estas dos conocidas y fiables herramientas os sean de gran utilidad para vuestras futuras traducciones. Un saludo y… ¡nos vemos en la siguiente entrada!

 

¿Llegar a la Universidad sinónimo de estudiar lo que te gusta?

Hoy voy a hablaros de un tema que creo que puede ser interesante.

¿Es cierto eso de que al llegar a la universidad estudias por fin lo que te gusta?

Desde mi punto de vista, claro está, con respecto al primer año y siempre hablando de la carrera que estoy estudiando, es un rotundo NO. Cabe decir que el primer año de la mayoría de las carreras es un poco decepcionante, ya que se basa principalmente en teoría por un tubo. Como se suele decir, tienes que saber la teoría para poder hacer la práctica, así que eso es lo que ocurre.

En mi primer año de Traducción e Interpretación he dado francés e inglés, como primer y segundo idioma respectivamente en ambos semestres, donde hemos dado tanto la gramática como la geografía y cultura de Francia, Inglaterra y EEUU. Junto a estas dos asignaturas hemos tenido español, que básicamente es dar lengua pero a otro nivel, dando desde fonética, fonología y morfología hasta literatura y comentarios de textos publicitarios. Y por último podemos hablar de lingüística y RIATI (recursos informáticos aplicados a la traducción y la interpretación). En lingüística se tratan temas relacionados con el lenguaje humano por ejemplo y en RIATI enseñan a usar Word, el cual es todo un mundo, y resulta bastante útil sin olvidar algunas aplicaciones que pueden sernos útiles a los traductores.

¡Espero que os hayan gustado y servido estas pequeñas pinceladas que os he dado sobre nuestra carrera!

“Coletillas” más usuales de Francia

¡Hola de nuevo chicooos! Ahora me he decantado por el francés y os he traído una solución a vuestros temores. Porque estoy segura de que más de una vez os habéis visto en la situación de estar hablando con tu profesor, de un compañero, en un viaje en Francia, o simplemente una exposición de clase en la que os habéis quedado en blanco y no sabíais como seguir adelante. ¿Habéis pasado un poquillo de vergüenza? ¿Que sí? ¡Se acabaron los malos ratos!

Aquí os dejo las “coletillas” más habituales de nuestro querido idioma el Francés que os sacarán de esos apurillos que estoy segura de que odiáis tanto como yo, como alumna y turista.

  1. “Sans blague?”  “¿Hablas en serio?”

  2. “D’ac!” “De acuerdo!”

  3. “Ça alors” “¡Ahí va!” “¿No me digas?”

  4. “Pas mal” “No está mal”

  5. “Dis donc!” “¡Qué pasada!”

  6. “Voilà!” “¡Listo!” “¡Ya está!”

Pues esto es todo por ahora, espero haberos servido de ayuda y si os ha gustado, ya sabéis, podéis dejar un comentario y SUSCRIBIROS a nuestro blog! 😛

 

 

La “libertad” que un traductor posee.

¡Hola chicos! Hoy quiero mostraros la otra cara de la moneda de este oficio, la cara en la que casi nadie confía pero es más habitual de lo que pensamos.

Nuestra ocupación se basa básicamente en traducir e INTERPRETAR lo que otra persona quiere transmitir a otra, a un grupo, o a un público más generalizado a través de idiomas distintos mediante los que resulta imposible entenderse. Por eso mismo, un traductor e intérprete es tan sumamente importante en estos casos, pero ¡ojo!, somos personas, no máquinas, aunque esto no quiere decir, que todo sean errores.

Con este primer vídeo, se refleja que con una simple mala traducción de un texto, de un libro o del guión de una película, se puede destrozar el argumento completo.

Incluso, si nos vamos a temas importantes e incluso a niveles mundiales, podemos ver claramente que un simple error de idiomas, de traducción y sobre todo, de comunicación, puede levantar una gran polémica que nadie sabe como acaba. En este caso, os muestro la problemática traducción entre los presidentes de Estados Unidos y España, lo que llevó a un mal entendimiento al resto del mundo.

Repito, errores, son casos en los que por cualquier razón, como personas, los traductores fallamos y cometemos errores que se nos pagan caros, pero, todo el que tiene boca, ¡se equivoca!

Otro ejemplo que me encanta, es el de esta traductora que al parecer no entendió bien lo que el jugador de fútbol quería decir en su rueda de prensa junto con los entrenadores, hasta el punto de “ponerles un poquito de los nervios”.

Ahora bien, NO TODO SON ERRORES, que no os engañen!

El claro ejemplo de que los traductores e intérpretes poseen una gran libertad a la hora de hacer su trabajo que pocos oficios ofrecen, os lo muestro en el siguiente vídeo. Y como en todos sitios, siempre habrá personas capaces de aprovecharse de esa “libertad” que al parecer tienen.

Un evento visto en todo el mundo, reconocido y emitido en todas las cadenas de televisión, fue el funeral de Nelson Mandela, por lo que era evidente la necesidad de un traductor que trasmitiera las palabras de los familiares, políticos y personas allegadas al resto de espectadores. Pero al parecer este “traductor”, decidió no hacer su trabajo en uno de los días más importantes que se vivió en directo.

Si queréis ver todo lo que pasó con más detalle, aquí os dejo el vídeo significativo.

Pero bueno, también debo decir, que todos los traductores ni los que esta carrera o grado nos vuelve locos, somos así ni muchísimo menos capaces de hacer semejante barbaridad. Y para esto, también os dejo un vídeo digno de ver en el que uno de los personajes más importantes actualmente en el mundo del fútbol, regaló su camiseta al traductor que lo ayudó en su rueda de prensa como agradecimiento de su buen trabajo.

Bueno, y con esto espero haberos mostrado la cara buena y la cara mala que un traductor puede tener, y que como en cualquier tipo de profesión, habrá todo tipo de personas.

Un saludo chicos, y si os ha gustado, podéis dejar un comentario y sobre todo, SUBSCRIBIRSE A NUESTRO BLOG! 🙂

¿Traductor? o ¿Intérprete?

Sin duda, la traducción e interpretación se ha convertido en unos estudios universitarios muy demandados en muchos lugares de España y en algunos otros fuera de nuestras fronteras. Técnicamente, como hemos dicho en la entrada anterior, aprenderás idiomas extranjeros y hacer un buen uso del idioma materno, por supuesto. Pero además de poder formarte para trabajar como traductor o intérprete es posible abarcar más salidas profesionales. Si quieres enterarte de cuales son, vas por buen camino…

1º. Entrar al mercado de trabajo como traductor editorial. Podrías traducir obras de la lengua original a la otra lengua. Según los conocimientos, podrían hacerse también traducciones a la inversa.

2º. Hoy en día ha crecido mucho el sector del corrector. Desde programas de ordenador, cine, videojuegos o paginas web necesitan de traductores y se necesitarán más en un futuro a corto plazo debido a la continua digitalización del mundo.

3º. En todo el mundo, muchas empresas necesitan de traductores o intérpretes para vender o comprar sus productos. Requiere especialización en una determinada lengua.

4º. Especialización, a través de las pruebas pertinentes, en la rama jurídica. Tanto de traductor como de intérprete.

traduccio-general

5º. Debido a nuestro multicultural país incluso necesitamos de intérpretes de determinadas lenguas en el ámbito sanitario. 

6º. Existen agencias de traducción e interpretación en las que envías tu currículo y se ponen en contacto cuando requieren de tus servicios. Suelen contratar a autónomos.

7º. Muchos documentos oficiales necesitan ser traducidos. Aquí entra la faceta del traductor jurado. 

8º. Salir al extranjero sabiendo idiomas nunca es una mala idea. Hay numerosos puestos como servicios de atención al cliente o recepción de hoteles, por ejemplo.

Hay más salidas profesionales de las que pensabas ¿verdad?. Espero haberos servido de ayuda en descubrir más cosas sobre este bonito pero, a la vez complicado mundo de la traducción e interpretación.

Saludos y ¡hasta pronto!

Doña refranes llega al blog.

Soy la loca de los refranes, tengo un refrán para todo y hoy quiero que aprendáis algunos. Pero este blog es de Traducción e Interpretación, ¿no? Así que no tendría gracia enseñaros refranes en español, por lo cual lo haré en inglés.

Los ingleses llaman a los refranes o frases hechas idioms, así que vamos allá. Let’s go! Seguir leyendo “Doña refranes llega al blog.”